Rogue Company: un F2P cool, ¿por qué no es popular?

Rogue_Company_videojuego_Virtual_Zone_1

Rogue Company es diversión en crossplay, granadas, armas, estrategia, compañerismo, pros, mancos… De la mano de los distribuidores y desarrolladores de Paladins, Hi-Rez Studios, está éste, su hermano menor, no tan popular pero igual de interesante y atractivo una vez que lo llegas a conocer.

Llegué a este juego por comentarios, no por ver promocionales o por buscarlo en la store de la consola. Debo confesar que estaba renuente a probarlo, después de la insistencia de quien me platicó de él, pensé:

O.K. Dejemos Forza un momento, veamos qué demonios es ¡Rogue Company!

Ahí estaba, de madrugada como siempre, aprovechando la desvelada habitual, checando este Free to Play F2P al parecer no innovador, un poco desangelado, típico juego de combate por equipos en modo demolición y asalto principalmente, nada del otro mundo; hasta que después sólo lo quería jugar más y más, era en apariencia simple y ahí radicaba su encanto ¡ahí radica su encanto!

No es un juego que necesite de una infinidad de mapas, o de uno con dimensiones épicas; por supuesto como cualquier Free to Play hay aspectos que puedes comprar para tus personajes, pero si estás ahí por la acción de jugar en sí, sabes que no es algo necesario para divertirte, de igual forma disfrutarás del humor de Dima, de la personalidad irónica de Ronin, del estricto perfeccionismo de Dahlia, de la piromanía de Scorch, y hasta de la juguetona soberbia de Phantom.

Si escribo de este juego no es por pretender hacer un review lite, sino a manera de recomendación para que le des una oportunidad, escribo de él porque me parece que merece más atención de la que tiene actualmente. Cada vez que hay alguien haciendo streaming de Rogue, muy pocos lo ven, cuando uno se dispone a jugar, en ocasiones la búsqueda tarda muchísimo, aunque afortunadamente esa tendencia ha ido poco a poco a la baja.

 

Rogue_Company_videojuego_Virtual_Zone

 

Viniendo de alguien acostumbrado a las largas jornadas de juego en Rocket League, Halo y Team Fortress 2, haber encontrado a Rogue es como haber encontrado una joya en bruto que con cada actualización se va perfeccionando, tan adictiva como cualquiera de los ya mencionados títulos, con personajes que se van ganando tu simpatía, ya sea por el estilo de juego, por sus habilidades especiales, por sus armas o hasta por sus skins.

Es un título que sabe lo que ofrece, sin pretensiones, con jugabilidad a punto que te hace ir por más; si eres gamer un tanto de la vieja escuela, recordarás la genialidad que era Counter Strike sin que necesitara tener cosas ultra llamativas y coloridas, era sólo cuestión de jugar, no más, no menos, y esa es la sensación que tengo con Rogue Company, ponerlo y jugar, sin tanto adorno, y los que tiene no todos son para comprarse, algunos basta con cumplir ciertas condiciones en una partida para desbloquearlos, es ahí donde vuelve a mostrarse lo cool de Rogue, ¿quieres algo vistoso para tu personaje? Sólo juega y lo conseguirás.

Combina lo mejor de dos épocas en el Gaming:

  • La simpleza de solo tomar el control y jugar; y si eres más nuevo,
  • La gracia de comprar trajes y bailes chistosos para hacer lucir a tu personaje.

Todo eso en un ambiente alejado de los reflectores y lo trendy.

Si no te va la atención súper inflada de los battle royale y quieres combate más enfocado, estratégico, sin tanto edulcorante y con la justa medida de informalidad —los bailes, skins, expresiones—, definitivamente le tienes que dar una oportunidad a Rogue, con una comunidad no tóxica (esperemos así se mantenga) y con ese toque underground, como cuando descubres un pequeño bar con música agradable, no tan comercial, oculto entre las calles donde deslumbra el glamour de los antros fresas con lo más popular del momento.

Si le das una oportunidad a esta joyita casi desapercibida, a ver si nos encontramos, me puedes buscar como LxxDeath y sin ningún problema podremos manquear juntos de madrugada.

Deja un comentario