Plataformas de streaming en guerra por la supremacía.

Streaming_en_guerra_Virtual_Zone

Plataformas de streaming en guerra por la supremacía. Es que en los últimos años el mercado del entretenimiento en línea ha crecido exponencialmente, permitiendo a las grandes empresas competir por ofrecer el más amplio, diverso y destacado contenido multimedia.

El claro ejemplo sin duda es Disney que, tras adueñarse de 21st Century Fox, se posicionó entre los mejores sitios de contenido digital de pago al lanzar su plataforma con títulos exclusivos de Pixar, National Geographic y las franquicias de Marvel y Star Wars. La maniobra del conglomerado estadounidense elevó los estándares para sus rivales, forzando a las compañías a renovarse para seguir en el juego.

 

Disney_Virtual_Zone

 

No de extrañarse, por tanto, el reciente anuncio de la compra millonaria ($8.450 mdd) hecha por Amazon de la compañía Metro Goldwyn Mayer (MGM). Esta jugosa transacción enriquece su catálogo con más de 4,000 títulos de películas entre los que destacan James Bond, Robocop, Rocky y La Pantera Rosa, y alrededor de 17,000 series de TV.

 

Amazon_MGM_Virtual_Zone

 

La jugada magistral por parte de la compañía de Jeff Bezos deja muy en claro que la unión hace la fuerza pues, aunque no es el primero en comprar estudios cinematográficos, su apuesta por MGM lo convierte en un fuerte contrincante de los servicios de streaming. No olvidemos que hace poco la multinacional AT&T, propietaria de CNN, HBO, HBO+ y Warner Bros, dio a conocer su fusión con Discovery, sumando a su colección programas de ciencia y naturaleza como Animal Planet y canales de estilo de vida como Food Network y HGTV.

 

ATT_Discovery_Virtual_Zone

 

Nos encontramos frente a una creciente ola de monopolización del contenido mediático; el impulso consumista de una audiencia cada vez más demandante y selectiva con los repertorios multimedia representa un reto para las grandes industrias del medio y, al mismo tiempo, un área de oportunidad de crecimiento financiero porque sí, no nos equivoquemos, el objetivo siempre ha sido la ganancia monetaria. La ecuación es simple: entre mayores sean las alianzas empresariales, aumentará la calidad del contenido y, por ende, se incrementarán los costos.

Aunque es innegable el esfuerzo de las plataformas de streaming por mejorar en todo sentido la experiencia del usuario, la guerra por la supremacía puede ser perjudicial para nuestros bolsillos, sobre todo si eres un cinéfilo como yo. No obstante, siempre está la opción de alternar las suscripciones mensuales entre plataformas o compartir la cuenta con alguien más; al final tú decides lo que quieres ver.

Deja un comentario